¿Pensando en montar una panadería?

Según datos estadísticos en Colombia existen más de 25.000 panaderías, que producen 900.000 toneladas de pan y representan ventas que ascienden a un billón de pesos. El 80% del pan que se consume en Colombia es producido por las panaderías de barrio.

En las principales ciudades del país vemos como mínimo una panadería por cada cuadra, de ahí que muchos emprendedores estén interesados en este tipo de negocio.  Por eso a continuación ponemos un artículo publicado en la Revista Portafolio.

Queremos saber tu opinión ya sea que estés pensando en montar una panadería o si ya tienes una o que por algún motivo conoces de este gremio y quieres dar un aporte al tema. De antemano agradecemos tus comentarios.

PASOS PARA MONTAR UNA PANADERIA

Personas que ya tienen este tipo de establecimiento le cuentan cómo lo hicieron, si usted está pensando en seguir su ejemplo. Gerentes cuyos negocios tienen entre siete y dos años de permanencia, coinciden en afirmar que se necesitan desde 25 a 300 millones de pesos para iniciar esta microempresa. Lo anterior es dependiendo si el establecimiento es ornamental, semindustrial o industrial.

 

Para el primer caso (llamada así por la poca maquinaria que se emplea y el pan lo hace una persona) se necesita como monto mínimo unos 25 a 30 millones de pesos para comenzar por lo básico: un horno nuevo de bandejas superpuestas, la materia prima (harina, huevos, levaduras, entre otros) y los muebles para enfriar el pan. Requerirá mínimo de otra persona que le ayude, ya sea un asistente u otro panadero, si usted no sabe hacer el pan.

En caso de una semindustrial, estaría necesitando entre 30 millones de pesos hasta 80 millones de pesos ya que se usan hornos más modernos (que rota el pan) masajeadoras para la masa, además de las mesas, sillas, otras vitrinas, neveras y surtido que vaya a tener en el lugar.

Por último están las grandes panaderías cuyo presupuesto va hasta los 300 millones de pesos, que tienen tamaño de medianas empresas. Necesitan de equipos más modernos y costosos, redes de distribución más complejas, proveedores más grandes y llegan a clientes que abarcan grandes superficies, negocios como tiendas e incluso su mercado se sale de su ciudad de origen.

Otros gastos.  El arriendo (si no tiene un bien raíz propio), el costo de los servicios, empleados y surtido son gastos adicionales que debe tener en cuenta si va a iniciar esta empresa. En una panadería, estrato tres por ejemplo, un local cuesta en Bogotá entre un millón de pesos y 1’200.000 pesos para un espacio amplio, es decir de unos 70 metros cuadrados. Ya entrado en gastos, súmele otros que necesita para tener un negocio de barrio de mediano tamaño, como sillas, mesas, vitrinas giratorias y mostradores para poner el producto en venta.

Papeles por reunir. Recuerde tener todos los papeles en orden para iniciar el negocio. Esto le permitirá vivir tranquilo con sus obligaciones tributarias y con las autoridades donde funcionará el establecimiento.

Altas dosis de trabajo.  Quienes ya tienen su panadería propia dicen que no basta con un solo negocio; hay que crecer y montar otros más que se complementen para poder estar a flote en el mercado. “Si uno ve que le está yendo regular en uno, pues ahí tiene otro que ayuda para compensar”, dice una de las personas consultadas que ya tiene cuatro panaderías en 10 años de experiencia. Agrega que su horario de trabajo es día a día desde las 6:00 a.m. a las 11:00 p.m. y que al año se toma tres días de descanso, si es que llega la oportunidad. “La verdad, en esto hay altas dosis de sacrificio, porque es lo de uno, porque hay cuentas por pagar, una familia para sostener, no hay tiempo para enfermarse, sólo para madrugar a ir a trabajar. Además el negocio necesita de la presencia del dueño para que prospere, porque esto no se le puede dejar a alguien así como así”, sostiene. Lo mismo dice otro panadero consultado, a quien su horario y trabajo hacen que se olvide hasta de los dolores. “Si descanso por mucho tres días al año, tiene que ser entre semana, porque el fin de semana hay que estar frente al negocio porque es cuando se suben las ventas”, dijo. Todos coinciden en que para iniciar lo hicieron desde cero, con pocos recursos, sacaron al fiado las máquinas y los elementos y las pagaron a medida que avanzaban en el negocio. Ahora que quieren expandirse recurren a los bancos. “Pero para comenzar tocó con muebles regulares, algunas cosas de segunda, pero con la ayuda divina y si uno es una persona buena, logra salir adelante”, manifestó una de las fuentes.

Fuentes:

Revista Portafolio  

Francisco Jose Rodriguez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>